Producto decepcionante: Copa menstrual


Normalmente prefiero hablar solo de las cosas que me gustan para mantener mi blog positivo, pero admito que cuando voy a comprar algo, me gusta leer opiniones tanto positivas como negativas para poder tener una valoración real antes de tomar una decisión. 

Este va a ser un post de esos de mucha información (TMI) pero estamos entre chicas y todas pasamos por esto ;).

Hace meses empecé a escuchar de la copa menstrual, en nada de tiempo la empecé a ver por todos lados y pensé que quizás era lo que necesitaba. Ese momento del mes suele ser muy incómodo para mi, porque los tampones me molestan (no porque sean incómodos sino por la frecuencia con la que tengo que cambiarlos) y las toallas me dan asco. Decidí investigar un poco más y hasta hoy, no había encontrado un solo comentario negativo. Justo ahora que por fin me decidí a escribir este post, quise buscar una vez más y encontré esto. A mi me dio mucha risa porque me sentí identificada en algunas ocasiones pero creo que a la vez me expongo a los malos comentarios por hablar mal de algo que le ha gustado a tantas chicas. 

De igual forma quiero contar mi experiencia. Si escribes copa menstrual en google, básicamente todo lo que vas a leer es: "es muy cómoda", "no se nota nada", "es ecológica", "ahorras mucho dinero", y un largo etc. Lo único medio negativo que te encontrarás es que al principio se hace un poquito difícil sacarlo pero en cuanto te acostumbras, es una maravilla. Y pensé, con eso puedo vivir.

Tenía en mente comprar la súper popular copa MeLuna, porque me llamaba mucho la atención la cantidad de tamaños, formas y colores que tienen. Pero comprarla por internet no me apetecía mucho, así que al final terminé yendo a la farmacia, y 27€ menos después, salí con una Lily Cup.

Lo primero que hice fue leer las instrucciones. Paso 1, sujeta tu Lily Cup en vertical. Paso 2, Empuja el borde más corto hacia abajo. Paso 3, Sujeta la copa doblada con firmeza. Y paso 4, Introduce primero la parte más larga. Hasta aquí todo muy sencillo. El problema viene después. 

Para que la copa menstrual te proteja tiene que abrirse dentro y crearse un vacío para que no se escape nada durante el día. Si la pones bien puedes tenerla puesta hasta por 12 horas sin tener que vaciarla, lo que me parece perfecto porque te la pones por la mañana y no la tienes que vaciar hasta que llegas a casa por la tarde. Pero por supuesto no podía ser tan sencillo.

Así que vamos con el siguiente paso, ¿cómo te puedes asegurar de que se crea el vacío? 
- Gira la copa de izquierda a derecha.
- Mueve la copa hacia los lados, arriba y abajo.
- Recorre la base de la copa con el dedo para confirmar que esté abierta.
- Tira con suavidad hacia abajo. Si no se mueve, el vacío se ha formado.

Sencillo ¿no? Para nada, de hecho para mi fue toda una odisea. Lo primero que tengo que decir es que no la compré ayer, llevo ya varios meses probándola así que tengo una opinión formada ya, a base de experiencia, y a día de hoy, sigue siendo una tortura.

Todos esos pasos anteriores suponen meterte al menos dos dedos para ir tocando toda la copa y asegurarte de que está abierta, en mi caso nunca estaba abierta. Girarla y moverla para todos lados significaba que se movía de lugar. Tienes que armarte de mucha paciencia y tener la certeza de que a menos que le pilles el truco te puede llevar al menos unos 15 minutos todo el proceso hasta que esté bien puesta (eso siendo optimistas). Esa fue la primera desventaja y probablemente el mayor motivo por el que abandono. No tengo tanta paciencia.

Las pocas veces que logré ponerla, si, logré pasar una jornada de trabajo entera y volver a casa sin tener pérdidas ni nada desagradable en ese aspecto. Pero, continuando con el tema de moverla para todos lados hasta que se abriera, esto supuso, en todas las ocasiones, que se bajaba un poco por lo que se hacía muy incómoda, se siente como si estuviera casi afuera y aunque se haya creado el vacío cuando camino me siento como si se fuera a salir. Te preguntarás por que no la introduzco un poco más. Después de que se crea el vacío es imposible moverla a menos que sea para sacarla. Ese tema viene pronto.

Otra de las grandes desventajas que yo noté, pero que no le he leído a nadie, es que me parece que me hace mucha presión en la vejiga, lo que significa que me dan ganas de ir al baño con más frecuencia de lo normal. El problema es que no se trata de ir y ya está, sino que cuando voy siento como si la copa hiciera de barrera, por lo tanto salgo sin haber terminado y a su vez me paso todo el día con el malestar.

Por último, retirarla. Probablemente yo sea muy torpe para esto. Es cierto que la primera vez me costó muchísimo, sin embargo me armé de paciencia y lo logré, después de la primera ya todas las demás se hicieron muy sencillas. Pero, creo que todos los párrafos de este post llevan un pero, cada vez que me toca retirarla, intento buscar el tallo, que como mencioné antes siempre sobresale un poco y termino pellizcándome la piel. Me ha pasado todas las veces. Esto ya seguro es cosa mía. 

Estoy de acuerdo en la mayoría de ventajas que mencionan, dura muchísimo tiempo, es ecológico y ahorras mucho dinero. Pero esto solo es ventaja si logras ponértelo bien a la primera y realmente no lo notas. Yo he decidido volver con los tampones.

¿Tú que opinas? ¿La has probado? ¿Te ha funcionado?

28 comentarios:

  1. Me pasa lo mismo que a vos que las toallitas me dan asco pero realmente esto me da mas asco, conlleva demasiado contacto para mi gusto jaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja si, estoy totalmente de acuerdo. En su momento no encontré comentarios negativos y por eso quise probarlo pero definitivamente no es para mi xD.
      Besitos!

      Eliminar
  2. Yo también caí en el furor de las copas mentruales, aunque cogí otra marca. Creo que es la misma de la que hablan en el post que has linkeado. Y la experiencia es la misma. Al final, todo lo bueno que tiene este invento, se acaba perdiendo porque no es "práctico" para la vida real. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy de acuerdo. Sería genial si te lo pudieras poner a la primera y te olvidaras de que lo llevas hasta que vuelves a casa. Pero no es así.
      Besitos :)

      Eliminar
  3. Yo la uso hace más o menos 8 meses y me parece un invento fantástico. No puedo negar que al principio sí sufrí y sí me demoraba 15 minutos, pero en mi caso, logré encontrar la manera y me parece súper práctico. Me pasó igual que a ti, cuando me puse a investigar leí comentarios favorables en todas partes, y por eso me animé a probar. Me desilusioné al ver que no me resultaba, eso sí, uso una copa de otra marca.
    Respecto a la Lily Cup, que es la que reseñas, he visto muchísimos videos y comentarios que dicen que si bien es muy suave, tiene el problema de ser la más larga del mercado, cosa que incomoda precisamente porque se siente como si se fuera a salir. Además, su forma anatómica he leído que genera problemas a muchas usuarias.
    Lo de la presión en la vejiga lo he leído respecto a las mujeres que usan una talla más grande que la recomendada, o bien, la tienen mal puesta. No me refiero solo a comprobar que se abra, sino a ponerla... cómo decir... en el "ángulo correcto". A mí me pasaba que veía los dibujos del folleto de instrucciones y todos los videos, y la vagina se ilustra en un ángulo hacia arriba y un poco diagonal hacia atrás. Supongo que ya va según la anatomía de cada una, pero en mi caso estaba errando en el ángulo y en lugar de ponérmela empujando en diagonal hacia atrás y hacia arriba, debía ponérmela casi "horizontal", por decir de alguna manera.. no sé muy bien cómo explicarlo mejor, espero se entienda.
    Bueno, me ha salido un comentario muy largo, no quiero que se piense que soy "fundamentalista de la copa", sí creo que cada cual tiene que buscar el método que más le acomode, pero no quise dejar de mencionar todo eso por si te pudiera ser de ayuda.
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu comentario. La verdad es que se me hizo tan complicado lo de aprender a ponerla que por eso abandoné, pero si que he leído también lo de que la Lily Cup es más larga. Quizás mi problema fue haber comprado la incorrecta para mi. Me voy a plantear la idea de probar otra, más pequeña, eso seguro. Me sigue llamando la atención lo de ignorar el problema durante 12 horas seguidas :P jeje.
      Besitos!

      Eliminar
    2. Pues lo de las 12 horas siempre advierten que es el máximo de tiempo que se recomienda llevar la copa puesta. Depende de la cantidad de flujo, alguna que tenga flujo muy abundante los primeros días tendrá que vaciarla más seguido. En mi caso, que me considero normal, he comprado una copa de talla mediana, ni siquiera la más grande, y en el peor día del periodo tengo que vaciarla entre tres a cuatro veces en el día, según se me de. Ya el resto del tiempo sí que me aguanta las 12 horas sin problemas. Y los últimos días, para mí es absolutamente cierto que me olvido de que la llevo puesta.
      Como ya te mencionaba, cuando erraba en el ángulo al insertarla, no es que doliera, pero sí que la sentía. Tal vez con un poquito más de práctica le coges el truco.
      Yo empecé a usarla casi obligada porque los productos desechables me empezaron a provocar alergias espantosas, entonces no me quedó otra que amigarme con la copa a la fuerza. Si hubiese tenido alternativa, probablemente la hubiese abandonado antes de darle más posibilidades (ojo que soy de las que ni siquiera se había animado nunca a usar tampón, así es que si una torpe como yo pudo.. es cosa de paciencia! jajaja).
      Saludos nuevamente ;)

      Eliminar
    3. Jajaja pobre. Al menos conseguiste una alternativa al problema! Hubo un día que me vine al trabajo con ella y estuve unas 11 horas al menos hasta que llegué a casa y no tuve ningún problema, la verdad es que no recuerdo que día fue para saber si estaba en el peor día o si es porque la Lily Cup es más larga y por tanto tiene más espacio pero si no me hubiera incomodado tanto habría sido perfecto.
      Estoy pensando que es muy posible que sea muy grande para mi y de ahí todos esos problemas, pero es que gastarme otros 30€. Me lo pensaré más adelante, cuando me vuelva a cansar de los tampones jaja xP
      Besos!

      Eliminar
    4. Pero ojo que la Lily Cup, además de ser la más larga... ¡es la más cara! Las MeLuna cuestan menos de 20 euros y ahora mismo están con una promoción en que llevas 2 copas por 19 euros (18 y algo). Si compartes gasto con alguna amiga te sale muy baratito. Yo he comprado esa promoción porque me animé con una segunda copa para tener de repuesto, pero como vivo al otro lado del planeta, aun estoy esperando a que llegue.
      Saludos!

      Eliminar
    5. Es que estuve a punto de comprar la MeLuna, pero cuando fui a pagar con los gastos de envío me costaba como 4€ más barata, por eso pensé por 4€ más me voy a la farmacia y no tengo que esperar que llegue. Pero creo que más adelante me plantearé probar con otra :)

      Eliminar
  4. No las he probado pero he oído todo tipo de opiniones. Vengo de Integral Woman, del post de hoy donde recomienda tu blog ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por pasarte por aquí Mariola! :D
      Besitos!

      Eliminar
  5. La verdad que a mi nunca me a llamado mucho el interés.. mas vale lo malo conocido que lo bueno por conocer en algunas ocasiones, por cierto tienes una nueva seguidora y te invito a mi blog..

    http://makeupobsesion.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  6. ¡Buenas!

    He llegado a tu blog por casualidad y me quedo como seguidora. Te invito a que pases por el mío, un blog con mis opiniones breves sobre series, libros y desde ahora todo tipo de productos y descuentos, en la que además celebro SORTEOS con diferentes empresas ¡Espero que te guste!

    (Hoy mismo he abierto un nuevo SORTEO)

    Nos leemos :D


    (Yo uso copa menstrual desde hace un par de años y para mí es un inventazo. Es cierto que cuando tengo dolores fuertes de ovarios no me apetece ponerla, pero son las menos :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias guapa! Me paso :) En cuanto lo de la copa, me parece que yo compré la que no debía pero me decepcionó tanto que me costará volver a por otra jeje
      Besitos!

      Eliminar
  7. A mi la verdad es que me da bastante grima el tema este de la copas menstruales, llámame tradicional. Llevar un bicho ahí llenándose (yo que soy de cantidades) no me da confianza, como si se fuera a salir... ¡qué desagradable!

    Un beso guapa!

    Eli

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja lo se. De primeras da un poco de asquito pero si de verdad aguantara las 12 horas como dice sería maravilloso! :P jeje
      Besitos!

      Eliminar
    2. Sí aguanta 12 h, y yo por descuido alguna vez más. Besos!

      Eliminar
  8. Al leer tu blog y el de otras chicas ya no me siento un bicho raro. Yo no tengo hijos y practico danza por tanto intuyo que tengo un suelo pélvico normal.Te cuento que para mi la copa resulto torturante y nunca lei que produjese dolor, entonces yo decía estoy mal, pero al parecer no tengo nada extraño y cuando voy al ginecologo nunca me han visto algo extraño. Resulta que me ejercía una horrible presión en la vejiga que creo que me llegó a inflamar el colón si, es así, no sé si yo la coloqué mal o no.Lo cierto es que hasta hace poco he ido encontrando comentarios de chicas que les pasó lo mismo.Nadie te lo advierte pero hay mujeres con vejiga y paredes vaginales sensibles , para eso crearon la copa soft. No sé si me la compre, quedé con miedo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me pasa lo mismo! Creo que el problema fue haber comprado la que no era, en mi caso fui a la farmacia y compré la que tenían solo me preguntaron si había tenido hijos o no y cuando escribí este post me enteré que la Lily Cup es de las más largas que existen. Yo tampoco se si comprar otra, quizás en un tiempo vuelva a pensar que no aguanto más los tampones y lo intente otra vez jeje. Pero ya sabes que no eres la única, yo tampoco había leído nada negativo hasta ahora!
      Besitos :)

      Eliminar
  9. Hola! Yo llevo usando la Lily Cup desde enero. Al principio me iba fatal, no se abría, tenía pérdidas y tardaba muchísimo tiempo en ponérmela (ponerla y quitarla, ponerla y quitarla para ser más exactos), pero con el tiempo fui viendo que el problema era la forma de plegarla al introducirla en la vagina; si la pliego "muy apretada" entra mejor pero no se abre. Si la pliego holgada desde que ella tiene espacio se abre y hace "pop". Intento apretarla hacia arriba lo más que puedo, para que no me moleste el rabito.
    Reconozco que también me daban ganas de ir al baño con la presión que ejerce, pero las últimas veces ya no lo noto tanto; puede ser porque ya sé colocarla mejor.
    Yo no he vuelto a usar compresas, y los primeros meses no fue por falta de ganas porque se me daba fatal, pero como me duele el dinero me aguanté. Así que ánimo a todas, con el tiempo se aprende y se mejora y al final te acaba pareciendo una muy buena opción.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu comentario guapa. La mayoría de chicas que han probado la lily cup me han dicho que es la más complicada y en general creo que recomiendan otras marcas. Puede que me anime a darle otra oportunidad, tienes razón en lo de que el dinero duele así que intentaré no perderlo :P
      Besitos!

      Eliminar
  10. Yo uso una desde hace casi 4 años, desde los 18 y no lo cambio por nada del mundo. Al principio me pasaba cómo a ti, pero con práctica todo se puede. Ahora me la pongo en un par de segundos y listo! Me parece un gran invento, aunque para gustos.. Un beso!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que a pesar de todo veo que a la mayoría le va genial con las copas menstruales. Creo que intentaré darle otra oportunidad a ver si logro acostumbrarme! :P
      Besitos guapa!

      Eliminar
  11. Al principio me pasaba igual, que se abriera era imposible, luego descubrí que en parte es porque mi vagina es muy estrecha, y porque no era el ángulo correcto. Sin embargo al volver a usar toallas me daba un puto asco, sentir eso contra mi piel ahi restregándose cuando camino, no no fue terrible :'v así que seguí intentando y ahora me encanta, porque en verdad no siento nada de nada, a veces olvido que la tengo puesta, menos mal jamás han pasado más de doce horas cuando me acuerdo que ella existe y hay que cambiarla. Te recomiendo que no te rindas :3 en verdad es demasiado práctica, ya no me da miedo manchar a media noche, ni tengo que estar yendo al baño a cambiarme cada dos o tres horas, ni andar con miedo de ese olor que produce la sangre al oxidarse... En fin, son demasiadas las ventajas mientras uno aprende a usarlas.

    ResponderEliminar
  12. Hola
    Al pricipio compre una baratilla para probar y fue genial el primer mes,la suerte del principiante,el siguiente no se abria ni a la de tres ,pero como me fue tan bien el primer segui intentado,después de un año me he comprado lilycup, le corte el rabito y genial, la unica pega es que me cuesta un poco kitarle el vacio a la hora de sacarla .
    Un saludo y gracias por dar opiniones gusten o no.

    ResponderEliminar
  13. pues yo acabo de descubrila, y me pregunto ¿como no lo he descubierto antes?, desde el minuto 1 encantada,se ve que la coloque bien a la primera, y para sacarla igual, sin problema, y lo de mancharse al ponerla o quitarla nada de nada, yo creo que hay que relajarse cuando se coloca y hacia delante sin miedo a mancharse y hacerse daño dejarse flojita, si te equivocas pues nada volver a intentarlo sin miedo, como la vida misma...

    ResponderEliminar

¡Muchas gracias por tu comentario!