Cherry Pie = Tarta de cerezas


¡Me declaro adicta a las tartas! En algún post anterior comenté que mi amor por las tartas empezó, probablemente, gracias a la serie de televisión 'Pushing Daisies', más allá de las investigaciones del detective y sus amigos, lo único en que podía pensar cada semana era en las tartas. ¡Un sueño de tienda! 

Empecé aprendiendo a preparar una versión sencilla de la típica Tarta de Manzanas, la mezcla de la fruta con la canela es simplemente divina y con el tiempo he querido ir aprendiendo más y más. Continué preparando la famosa Tarta de Peras con Gruyere de Charlotte Charles en la serie y hace poco, un día normal en el supermercado en busca de cuatro cosas vi que las fresas habían sido reemplazadas por cerezas!! Todavía no sabía para qué las usaría, pero tenía que comprarlas y ya que estaba aproveché y me llevé también una cajita de frambuesas para mis Mojitos :P. En cuanto llegué a casa, ya tenía claro que haría una Tarta de Cerezas.

Tengo que admitir que lleva su trabajo, no se hace en dos minutos. Para empezar tardas un buen rato deshuesando las cerezas, y eso que yo solo compré 500 grs, la mayoría de las recetas que leí recomendaban usar 1 kilo de cerezas y que además pesaran eso ya deshuesadas. Yo usé un molde pequeño, de 16 cm. Les dejo la receta y las cantidades que usé.

Ingredientes para la corteza:

1 1/2 tazas de harina.
1/2 taza de azúcar.
65 gr. de mantequilla.
Agua fría.

Unimos primero la harina y el azúcar y luego con dos tenedores lo mezclamos con la mantequilla. Cuando terminamos le echamos agua poco a poco mientras amasamos hasta que quede compacta. Una vez tengamos la masa hecha, la separamos en dos partes y la metemos en el congelador en bolsas de plástico mientras preparamos el relleno.

Ingredientes para el relleno:

500 grs de cerezas.
180 grs de azúcar.
Canela al gusto (esto se lo agregué yo porque me encanta la canela).

Preparar el relleno es muy fácil, pero se toma su tiempo, como dije antes lo primero que tenemos que hacer es deshuesar las cerezas, las vamos poniendo en una ollita y cuando las tengamos todas las ponemos a calentar y tapamos. Pronto iremos notando como empieza a soltar el jugo de la fruta. Cuando vemos que ya ha salido una cantidad considerable le agregamos el azúcar y la canela y mezclamos todo, dejamos que hierva removiendo de vez en cuando hasta que haya espesado. 

Dejamos que se enfríe mientras estiramos la masa para ponerla en el molde. Añadimos el relleno y ponemos la tapa de masa. No olvidar dejarle algunos agujeros para que salga el vapor. Lo metemos en el horno precalentado a 180º durante unos 50 minutos o hasta que la masa esté dorada.

Nunca había probado una tarta de cerezas y tengo que decir que estaba buenísima. ¿Te animas?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Muchas gracias por tu comentario!