El neceser de Fin de Semana





Empacar una maleta es una tarea un poco estresante sobre todo cuando el tiempo apremia y  quieres limitarte a lo esencial para maximizar el espacio y no terminar como una tortuguita (cargando tu casa contigo). Éste fin de semana me tocó pasar un par de días en casa de mi padre y traté de limitar la cantidad de maquillaje a lo mínimo, así como las brochas que llevaría ¿Te cuento? Aquí vamos:

Me salté la base y pasé directamente al corrector, pero no pude evitarlo y tuve que añadir dos, uno para mis imperfecciones (que son bastante notables ahorita) el Full Cover de MUFE en el tono 6, que es a prueba de agua y no se adhiere a las resequedades, y para mis ojeras me está gustando muchísimo el Dream Lumi Touch de Maybelline en Radiant pues tienen una tonalidad rosácea que funciona para corregir el color azulado debajo de los ojos, puedes leer mi review completo aquí.

Para matificar mi rostro añadí un polvo compacto de la línea Truly Lasting Color de Almay. Me salté el bronceador y pasé directamente al rubor, elegí Downboy de The Balm, porque me sentí inclinada por mejillas rosadas y además trae un espejito, fantástico para viajar.

Para mis ojos elegí solo dos productos, mis favoritos en éste momento, el Maybelline Color Tattoo en Bad to the Bronze y el Scandaleyes Waterproof Kohl Kajal en 004 Taupe, fenomenales solos o combinados, se aplican sin mayor esfuerzo y duran muchísimo.

Como mi máscara usual Covergirl Lash Blash 24 HR en very black, aunque ya está pidiendo reemplazo. Para mis cejas mi compañero de siempre el Professional Eyebrow Pencil de Rimmel en Hazel (¡No se acaba nunca!) y para sellar mis cejas y que mis vellitos no se den demasiadas libertades la máscara transparente de elf, que ya no da más, pero que es muy accesible y efectiva.

En mis labios decidí limitarme a dos productos, un bálsamao para la noche de Balea (lo estoy tratando de gastar y ocupa muy poco espacio) y para darle color a mis labios el Just Bitten Kissable Balm Stain de Revlon en Honey, mi favorito.

Me enorgullece mucho decir que reduje la cantidad de brochas a dos. Sólo dos brochitas, lo esencial de lo esencial. La Blush Brush de Real Techniques que usé para aplicar el polvo compacto y el rubor y el elf Professional Eyelash and Brow Wand para domar mis cejas.

Estoy sorprendida conmigo misma… Ojalá pudiera hacer lo mismo con el cuidado facial.


1 comentario:

  1. ¡Hola! me encantaría que me recomendaras productos de Almay. ¿Algunos polvos compactos cubrientes? mi piel es mixta y con imperfecciones. ¿Me puedes responder por email?

    ¡Y te sigo desde ahora mismo! besitos

    ResponderEliminar

¡Muchas gracias por tu comentario!