Qué hacer un domingo aburrido: Minions de fondant


Estaba el sábado pasado viendo como mi hermano Maikel, que trabaja en Tu Punto Dulce decorando tartas, hacía unos minions de fondant para una tarta pequeña de cumpleaños, como a mi novio le encantan estos personajes decidí animarme y hacerle uno. Así que el domingo después de comer preparamos todo lo que necesitábamos para empezar.

¿Qué se necesita?

- Fondant blanco
- Colorantes: amarillo, azul, negro, marrón y plateado.
- Regla
- Rodillo
- Pinceles
- Cutter
- Cortador de pizza
- Pegamento comestible


Por supuesto todo esto lo teníamos a mano porque estábamos en "Tu Punto Dulce", donde decoran tartas preciosas y además dan los cursos. Lo que me encanta de ellos es que sus clases son siempre personalizadas, ese domingo solo estábamos mi madre y yo aprendiendo a hacer los minions, pero de todas las tiendas que conozco, ésta es la única en la que enseñan las técnicas para la decoración dándole a cada alumno la libertad de hacer el diseño que quiera, a diferencia del resto que tienen un diseño predeterminado para todos. Además dan clases a grupos reducidos de hasta mínimo 2 personas por el mismo precio.  Yo pienso que esta es la mejor forma de aprender porque tienes a los profesores a tu entera disposición durante la clase entera.

Teniendo todos los instrumentos a mano, comenzamos con el proceso, pintar el fondant que usaríamos para el cuerpo de nuestros minions. Al ver fotos de estos personajes es fácil pensar que sería tan sencillo como moldear plastilina, pero me di cuenta que no era así cuando empecé a hacer la forma de tubo amarilla y no pude evitar notar que me quedaban marcas en todo el fondant.

Hay que saber ciertos trucos que en principio parecen tonterías, pero que si no los ponemos en práctica no lograremos que nuestras figuras queden como queremos. Una de esas cosas es que hay que moldear el fondant estando suave con mucha fuerza, siempre haciendo círculos.


Después de un buen rato de amasar y ya con los brazos doloridos (no estoy exagerando), logré que el cuerpo del minion quedara liso. Luego de esto, solo había que hacer los detalles que le darían vida al minion: amasar, cortar, pintar, medir y pegar.

Admito que me gustó como quedó el cuerpo de mi muñeco, sin embargo no puedo decir lo mismo de las extremidades. En mi favor debo decir que era la primera vez que moldeaba algo con fondant (ya había decorado una tarta sencilla unos meses antes) y que ya estaba un poco harta de todo el trabajo que lleva.

Hacer estos minions de 5 cm de alto, nos tomó 2 horas y media, es un proceso largo, y hay que estar muy pendiente de los detalles para que salga bien, y creo que por mi experiencia puedo decir que no todo el mundo es capaz de trabajar con el fondant, hay que tener mucha paciencia y amar lo que se hace. Así que este post se lo quiero dedicar a todas las personas que no valoran este trabajo, porque si que es un trabajo, es difícil y es muy delicado, y los invito a que lo comprueben por si mismos ;)



No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Muchas gracias por tu comentario!