Mi primera vez.... Champú seco.




La mayoría de las chicas que no sufrimos de un cabello exageradamente graso sabemos que debemos lavarlo cada dos a tres días, de lo contrario el cabello se resecaría y a la larga lo maltrataríamos. Les daré un resumen de lo que pasa desde el momento en que estamos en la ducha:

1er día: Lavamos el cabello (Champú, acondicionador, posiblemente mascarilla de 10-15 min) y lo estilizamos, ya sea con un secador, plancha o rizadora, quizás agregamos algún producto (crema, alisante, mousse, fijador, anti-frizz, texturizador…  la lista de opciones es larga) y nuestro cabello se mantiene ‘exquisito’ durante el día.

2do día: Algo del estilo del día anterior se cae pero aparece una textura nueva, un poco más natural y hasta más agradable, que sólo se obtiene al día siguiente. La frescura se mantiene.

3er día: Hoy tienes una presentación importante que has estado preparando en la última semana, una cita con tu novio en la noche y ¿adivina qué?  Todo el estilo que le inculcaste a tu cabello los días anteriores se ha esfumado, dejándote un desastre grasoso, no muy perfumado y sin vida. Horror. ¿Qué hacer si no hay tiempo de repetir la rutina del primer día?

Te doy una alternativa: ¡Champú seco!

Disminuye considerablemente esa apariencia grasosa, consecuentemente alarga nuestro secado, le da volumen a tu cabello y hasta puede dejar un agradable aroma detrás.


Mi primer encuentro con éste particular producto es con el champú seco de Klorane, el cual contiene extractos de avena, y posee un olor suave y limpio que no competirá con tu perfume. Una cualidad que no me encanta es el residuo blanco de los champús secos, aunque si cepillas bien el cabello luego de aplicarlo verás que va desapareciendo, y hay que ser honestos, una cepillada tarda menos que tener que lavar y volver a secar o planchar el cabello. He estado sacándolo a jugar cuando estoy apurada, y no me había dado cuenta con cuanta frecuencia lo había utilizado, hasta que hace poco lo sentí bastante liviano.

Algunos otros datos sobre el producto: viene en una botella de 150 ml y debes agitarlo bastante bien antes de usarlo, es necesario que lo dejes actuar por dos minutos antes de cepillarlo y según la página web es hipoalergénico. Después de probarlo por 2 meses puedo decirles con toda sinceridad: he quedado bastante satisfecha, seguiré comprándolo.

¿Has probado los champús secos? ¿Cuál es tu opinión al respecto? 





No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Muchas gracias por tu comentario!