¿La mejor librería del mundo?



Si  has pasado por la  rue de la Bûcherie en la capital francesa, frente a Notre-Dame, entonces has estado muy cerca de uno de mis sitios preferidos en Paris, una pequeña librería sin muchas ínfulas, con estanterías que adornan la entrada y un banquito que invita a sentarse. Si puedes pasar la tentación de hojear los primeros ejemplares y adentrarte a través de sus puertas descubrirás más de una maravilla.

Shakeaspeare and Co. ha estado abierta desde 1951 en su locación actual, pero la librería conserva la esencia de su antecesora (abierta en 1919), que pertenecía a Sylvia Beach y alojó a personajes como Hemingway, Fitzgerald y Joyce por nombrar a algunos. La librería también funciona como albergue para jóvenes aspirantes a escritores; aquellos que bajo el brazo llevan un manuscrito y quieren pasar una temporada en la ciudad de las luces pero  no cuentan con el presupuesto, pueden alojarse en el primer piso de la librería y solamente tienen que trabajar un par de horas al día dentro de la tienda para retribuirlo.

Si subes al primer piso descubrirás un par de camas, sillones y multitud de libros que no están a la venta, pues además, la sección superior funciona como una especie de biblioteca anglosajona, donde puedes sentarte y disfrutar de alguno de sus ejemplares (escogidos a mano por el personal).

Debido a la escasez de tiempo mi experiencia en la librería no duró más de dos horas, pero puedo afirmar que se puede sentir la historia, el amor y la cultura cuando caminas entre las estanterías, es un sitio muy acogedor aunque definitivamente no es para todo el mundo, si te gustan los lugares ‘bohemios, excéntricos y cálidos’ como la describe su dueña actual Sylvia Whitman, seguro que te encantará el sitio. Para mí es una joya única en su especie. Shakespeare and Co. no sólo dispensa libros sino que es un hogar para almas deambulantes que buscan hacerse un lugar dentro del mundo literario y al mismo tiempo acoge al lector con los brazos abiertos. 

No puedes salir de la librería sin comprarte algún ejemplar, aunque los precios no son precisamente económicos creo que es el cierre perfecto que requiere el momento. Me decanté por un ejemplar usado de To the Lighthouse de Virginia Woolf, y como suvenir te regalan un marcalibros con una caricatura de la tienda. ^^



Un infaltable en mi próxima visita a Paris. ¡Cuéntanos si has ido alguna vez!  

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Muchas gracias por tu comentario!