La guerra encubierta: Correctores


¿Cuál es tu mejor arma para atacar los signos del cansancio y el insomnio? La mía es sin duda un buen corrector, creo que cuando comencé a usar maquillaje fue el producto con el que noté mayor diferencia antes y después. Era maravilloso como podía aparentar una buena noche de sueño con solo aplicar un poco debajo de los ojos. Desde entonces no he vuelto atrás. La vida es mucho mejor desde mi descubrimiento.

He probado una buena cantidad de correctores, de aquellos que consigues en la farmacia hasta los que compras en un mostrador en la perfumería, les contaré un poco de mi historia y mis gustos actuales.

-          Debajo de los ojos: Particularmente prefiero una formula más humectante y muy pero muy opaca, mis ojeras no son un juego de niños, requieren hasta dos capas de un corrector de corbertura mediana/completa.  El problema con la mayoría de éste tipo de correctores es que se acumulan en mis líneas de expresión (que no son pocas) aun empolvando un poco y además tienden a verse con una tonalidad ceniza por la sombra que causan mis ojeras bajo el corrector. He probado números correctores, de distintas marcas que consigo en mi farmacia como Almay, CoverGirl, Revlon hasta marcas un poco más costosas y que deberían en teoría funcionar mejor (Clarins, Lancôme, Clinique, MUFE). Por los momentos estoy alternando entre dos correctores, el Effacerners Longue Tenue de Lancôme en 01 Beige Pastel y el E.L.F. Studio Maximum Coverage Concealer en Porcelain. El último resulta ser más exacto en el color con respecto a mi piel, y como tiene una coloración ligeramente amarillenta corrige mis ojeras mucho mejor.

-          Resto de la cara: No soy muy dada a comprar correctores para imperfecciones en el resto de la cara, pero como el corrector de MUFE que compre por Amazon, el MAKE UP FOR EVER Full Cover Concealer en 6 resultó ser muy seco para la piel bajo mis ojos, decidí cambiar su uso, y ¡mi Dios que si funciona excelentemente! Es un corrector a prueba de agua, por lo que su duración es mucho mayor y como tiene una tonalidad amarillenta resulta genial para corregir zonas enrojecidas y granitos. Eso sí, se seca rapidísimo, así que hay que aplicarlo rápido, no creo que sea para principiantes.


Esos son mis correctores favoritos por los momentos, aunque siempre estoy dispuesta a probar uno nuevo, me encantaría tratar con un corrector de Bobbi Brown o el Radiant Creamy Concealer de NARS, quizás pronto. Por los momentos me gusta mucho esa combinación. ¿Cuál es tu opinión cuando se trata de batallar contra las ojeras y otras imperfecciones? Escucho recomendaciones. 

1 comentario:

¡Muchas gracias por tu comentario!