Háblame de máscaras (o rímel)



Infiel. Creo que sería la palabra para describirme… cuando se trata de máscaras de pestañas. Curiosa, quizás esa tiene una connotación menos negativa. La cuestión es que he probado mucho y hay varias que me encantan y sigo comprando, pero no dejo de probar nuevas. No soy de máscaras de pestañas caras, prefiero ahorrar en ese departamento pues creo que hay muchas buenísimas a precios económicos. Casi todas mis máscaras tienen que ser a prueba de agua (soy una llorona).  Les contaré porque algunas son mis favoritas:

Me encanta la Lash Blash deCoverGirl, la original, aunque últimamente me decanto por la del empaque negro, creo que porque dura muchísimo más sin correrse. No creo que haya sido una fiel usuaria de una marca de máscaras de pestañas, desde que comencé a probarlas siempre estoy buscando una más eficiente, que cree más volumen, que alargue un poco más, que tenga un efecto teatral o quizás uno natural. Lash Blash es teatral en mi libro, pero no solo eso, sino que separa las pestañas increíblemente, ese cepillo grueso con pequeñas cerdas es genial a la hora de separar. Detesto los grumos. Si quieren una clase maestra en cepillos de máscaras de pestañas lo mejor que he leído ha sido el post de las chicas de ITG

La segunda en la lista de ‘volver a comprar’ es Maybelline Full 'N Soft, el título es el epítome de lo que quiero en una máscara. Que deje mis pestañas más gruesas (y si es posible más largas) pero suaves, como pestañas naturales, y hace honor a su nombre, crea más volumen con una apariencia natural. La Great Lash de Maybelline tengo que admitirlo fue una equivocación (ni siquiera es a prueba de agua) y aún así la he usado, sobretodo en esos días donde solo quieres estar ‘decente’ por un par de horas. No es la mejor máscara del mundo pero funciona. No soy fan del cepillo, hay que ser cuidadosa para que no terminar con 4 pestañas.

Lancôme Hypnose fue en parte una sorpresa y una decepción. Es una muestra, por lo que no es a prueba de agua tampoco, pero alarga como ninguna otra, la primera vez que la usé sentí que tenía pestañas postizas. El problema es que 15 min después que la aplicas empieza a caerse sobre tus mejillas. (-.-) ¿Cuál es el punto?  Tal vez la versión waterproof sea mejor.

La máscara transparente de Elf es un encanto, ¡no para las pestañas! Pero para domar las cejas y mantenerlas en su lugar, no se vuelve blanca después de varias horas de uso (me ha pasado con otras) y mantiene mis cejas en su lugar durante muchísimo tiempo, fijador para las cejas… ¡Lo mejor que existe! ¿Y el precio? Insuperable. 1 $.


Dentro de mis favoritas hace unas cuantas temporadas también se encontraba la L'Oreal Voluminous Carbon Black, la utilicé por casi un año si no me equivoco, realmente excelente si quieres pestañas con muchísimo volumen y muy negritas, pero creo que mi afán por seguir probando máscaras continúa y mi nuevo amor es la Lash Blash de CoverGirl 24Horas


No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Muchas gracias por tu comentario!